25 rincones inolvidables de Irlanda

Como previo a la guía de viaje (que ya "está en la cocina") por el país verde, os presento una selección de rincones y momentos de nuestra senda por Irlanda.

1. El Monasterio de Glendalough. 

Este conjunto monacal está situado en un emplazamiento impresionante dentro del Parque Nacional de las montañas de Wicklow. Relativamente cerca de Dublín y al sur de ésta, es una excursión imprescindible para darnos cuenta de lo ligada que está la historia del país a su herencia religiosa.

Glendalough
2. The Upper Lake de Glendalough. 

Partiendo del centro de visitantes de Glendalough, tendremos oportunidad de caminar por este "valle de dos lagos" y disfrutar de panorámicas tan bonitas como esta.

El Lago Superior en Glendalough
3. White Hill (The Wicklow Way).

Entre el lago Lough Tay y la montaña Djouce, este es uno de tantos puntos en los que te sientes un privilegiado caminando por The Wicklow Way.

Caminando por The Wicklow Way
4. Albergue de Knockree (The Wicklow Way).

A los pies de la colina del mismo nombre, este albergue juvenil es el lugar perfecto para alojarse rodeado de naturaleza a solo 20 km de Dublín.

Vistas desde la habitación del albergue
5. Murales de Belfast.

El gran reclamo turístico de la ciudad es ahora por encima de todo "la Titanic Experience". Sin embargo, yo me quedo con las huellas urbanas de los murales que nos cuentan tantas historias (políticas o no) de esta ciudad.

Mural mutitemático en un patio del centro de Belfast
6. El bosque de Glenariff.

Irlanda está llena de pequeños bosques como este. Son lugares ideales para sentir el silencio que solo se interrumpe con el canto de algún pájaro o el estruendo de un salto de agua.

Waterfall Trail en Glenariff
7. La Calzada de los Gigantes.

Levantarse temprano, estar a 15 minutos caminando de esta maravilla "fotogénica" y poder visitarla en soledad... No tiene precio.

La Calzada de los Gigantes
8. White Bay Park (Causeway Coast).

Caminando por "la costa de la calzada" después de pasar el puerto de Ballintoy y un conjunto de rocas de lo más pintorescas, te esperan casi 3 km de esta fantástica playa en forma de curva.

Caminando por la infinita playa
9. "Las otras calzadas de los gigantes".

Antes de llegar a la famosa Calzada de los Gigantes donde los turistas se agolpan para conseguir las mejores fotografías mientras el personal de seguridad se afana en evitar que alguno de ellos puedan caer al mar... hay muchas más columnas de basalto que pueden verse caminando por la costa de la calzada desde los impresionantes acantilados que están dentro del límite declarado como patrimonio mundial por la UNESCO.

Vistas desde los acantilados
10. Castillo de Dunluce.

Siguiendo por la Causeway Coast, nos encontraremos este castillo de postal situado en un emplazamiento inmejorable sobre el mar.

Dunluce Castle
11. Slieve League.

Este acantilado es uno de los más altos de Europa y triplica el salto que tienen los acantilados de Moher. Imponente.

La niebla intenta ocultar los acantilados de Slieve League
12. Downpatrick Head.

Este rincón de la ruta Wild Atlantic Way es un ejemplo de la combinación constante entre naturaleza e historia que nos encontraremos en Irlanda. Aquí podremos ver una de las señales con la palabra EIRE que permitían a los pilotos durante la Segunda Guerra Mundial, distinguir que la tierra que estaba bajo sus pies era Irlanda y no Gran Bretaña por ejemplo.

Downpatrick Head
13. Letterkeen (Nephin Forest).

Si bien a lo largo del país encontraremos granjas y alojamientos hasta en los lugares más remotos, aún existen lugares en Irlanda en los que sentirse apartados de toda civilización. Esta zona, incluida en un proyecto de recuperación de la vida salvaje, es un buen ejemplo de ello.

Paisaje caminando por los trails circulares de Letterkeen
14. Killary Harbour.

Otra de las actividades que podemos hacer lejos de las masificaciones es dar un paseo por la Green Road junto a Killary Harbour, el único fiordo propiamente dicho que existe en Irlanda.

Killary Harbour
15. Diamond Hill.

Cuando empiezas a caminar en un área tan concurrida como el Connemara National Park, dudas si habrá merecido la pena... Pero entonces alcanzas la cima de Diamond Hill y te llevas un recuerdo de una de las mejores panorámicas que se pueden conseguir en una ascensión que no llega a las dos horas.

Vistas ascendiendo a Diamond Hill
16. Acantilados de Moher.

Los acantilados más famosos de Irlanda no podían faltar en esta selección. No son mis favoritos, ya que en mi opinión, hay a lo largo de la costa acantilados más impresionantes, pero es cierto que esa imagen en forma de sierra desde los diferentes miradores es un icono que no hay que perderse.

Acantilados de Moher
17. The Burren.

Las formaciones del Geopark The Burren fueron una de las mejores sorpresas del viaje.

The Burren National Park
18. Limerick.

Si hay una característica que me gusta de las ciudades irlandesas es que son "muy paseables". Un buen ejemplo es el centro de Limerick.

Panorámica de Limerick junto al río
19. Los lagos de Killarney National Park.

Ross Castle junto a los lagos de Killarney es un buen lugar para empezar a conocer una de las zonas más bellas del país.

Lago Lough Lane
20. Torc Mountain.

Mis paisajes preferidos los encontré durante la ascensión a esta colina en el Parque Nacional de Killarney.

Ascendiendo a Torc Mountain
21. Staigue Stone Fort.

Esta antigua fortaleza es uno de sus lugares que te transportan al pasado y por los que merece la pena desviarse durante el recorrido por el famoso Anillo de Kerry.

Dentro de la fortaleza
22. Gap of Dunloe.

Este estrecho paso entre montañas situado a pocos kilómetros de Killarney es uno de los más fotografiados de Irlanda.

La serpenteante carretera de Gap of Dunloe
23. Castillo de Blarney.

El castillo de Blarney famoso por la "Blarney Stone" o Piedra de la Elocuencia es un lugar ideal para pasear por sus extensos y perfectamente conservados jardines.

Desde lo alto del castillo de Blarney
24. Hore Abbey.

Rock of Cashel es uno de los sitios históricos más famosos de Irlanda. La imagen aquí mostrada está realizada desde las ruinas de la Abadía de Hore, un lugar menos conocido pero realmente bonito (y gratuito).

Hore Abbey con Rock of Cashel al fondo
25. Los pubs de Dublín.

Más allá de sus monumentos, para mí la esencia de Dublín siempre será relajarse en un pub y disfrutar de una buena pinta.

La cerveza "oficial" del país

¿Convencido ya de las maravillas de Irlanda? En el siguiente mapa podéis situar todos estos puntos...