Ruta por las montañas de colores de Landmannalaugar

Hay lugares por los que caminar es algo más que hacer senderismo... En sitios como en Landmannalaugar, sientes que es un privilegio poder salir de ruta.

Las montañas de colores
Caminando por Landmannalaugar.

En la guía de Islandia os contaré más sobre Landmannalaugar, cómo llegar hasta aquí y qué no te puedes perder. Hablando propiamente de senderismo, son muchas las posibilidades en este magnífico lugar.

Impresionante vista al cruce del río
Podéis consultar en el mapa "oficial" las diferentes rutas marcadas o directamente preguntar en centro de visitantes que está junto al refugio y el camping de Landmannalaugar. Cuando no se tiene mucho tiempo, normalmente se suele elegir subir al menos a Brennisteinsalda, al que se llega directamente cruzando el precioso campo de lava de Graenagil. Desde esta cima se pueden obtener hacia el sur, unas vistas impresionantes de las montañas de colores. Podéis ver en el siguiente extracto de OpenStreetMap la zona de Landmannalaugar y los diferentes caminos.


Ver mapa más grande

Yo elegí para empezar a conocer la zona una de las rutas más completas que se pueden hacer y que saliendo al oeste del camping va en dirección a Vondugil, donde se pueden ver colores muy bonitos. Después gira en sentido sur para subir a Brennisteinsalda y luego a la cima de Bláhnúkur. Hasta aquí todo genial, la ruta en sí misma es fantástica, pero solo había una pega... Desde ambas cimas se deberían divisar las impresionantes montañas de colores de Landmannalaugar, pero ya no es que no hiciera sol, el problema es que la niebla hacía imposible ver nada al sur de estos miradores naturales.

Terminando el trek
Al día siguiente teníamos que seguir el viaje por Islandia, pero yo tenía la espinita de esa dichosa niebla y quería probar algo más. Landmannalaugar bien merece un esfuerzo y me levanté a las 5 de la mañana (recordad que en agosto amanece sobre las 4 y media) para hacer una ruta buscando las montañas más al sur del camping, esperando encontrar algo más abierto el cielo. Este trek es el que os describo en este artículo y una forma muy completa de conocer algo más de este "must" de los paraísos "sobrenaturales" islandeses.

La ruta.

Algunas de las lagunas a lo largo de la ruta
El trek sigue en su primera parte el famoso trail por etapas de Laugavegur. Una vez nos adentramos en las montañas, dejando atrás Brennisteinsalda, el lugar se vuelve algo más salvaje y aunque no estaremos a mucha altitud, nos encontraremos con zonas completamente cubiertas por neveros. En el camino de retorno, tendremos la posibilidad de ver de cerca varias cuerdas que forman las preciosas montañas de colores (aunque en mi caso casi no tuviera sol y no pudiera verlas en plenitud).

La actividad geotérmica siempre presente.
Distancia (km): 12-13.
Desnivel acumulado (metros): 700
Duración: 4-5 horas. Yo lo hice en menos de 4 horas, pero iba a ritmo rápido por las zonas que ya conocía. Lo normal es tardar más, al recrearnos en los paisajes.
Lugar de inicio: Camping de Landmannalaugar.
Circular: Sí.
Dificultad: Media-Alta. En el retorno, entre el km 8 y 9 hay un paso complicado que en función del clima puede pasar la ruta de moderada a difícil.
Alternativas: En lugar de girar a la izquierda en el km 7,5, se puede continuar hacia Skalli para luego regresar por el flanco derecho del Bláhnúkur. Esta sería la ruta más completa que se puede realizar, pero requeriría de un par de horas más.

Podemos dividir la ruta en 4 partes. Los primeros 5 kilómetros y medio nos llevarán por el camino de Lauvegur que siguen muchos senderistas para en 3-4 días llegar hasta Þórsmörk (53 km). Lauvegur se puede alargar 23 km más hasta Skogar, completando una preciosa ruta por etapas. En mi caso lo descarté pronto de mis planes porque aún estaba recuperándome del tendón de Aquiles y era demasiado riesgo...

Hot Springs en Lauvegur
Comienzo a caminar sobre las 5 y media de la mañana. Normalmente el resto de senderistas empiezan a andar a partir de las 7 de la mañana, así que no encontraré a nadie en todo el camino. Como voy a hacer la ruta solo y sabiendo que se debe ir acompañado, asumo en este caso el riesgo, que mantengo controlado llevándome todo el equipo que tengo y sabiendo que si la cosa se pone complicada tendré que darme la vuelta. La orientación no debería ser complicada y existen balizas que señalan el trek. Solo hay que saber tomar el camino en dos giros fundamentales a la izquierda, pero la niebla no se ha disipado y tampoco sé exactamente lo que me encontraré en la parte situada más al sur.

Voy pasando entre las fumarolas típicas de las Hot Springs de Landmannalaugar. Solo me encuentro un par de ovejas que se me quedan mirando como pensando ¡¿a donde irás a estas horas?! Una vez llego a los pies del Brennisteinsalda, continuo hacia el sur pasando por algún banco de niebla, aunque la visibilidad va mejorando poco a poco y el camino no tiene pérdida.

Oveja junto a Graenagil
Después de alguna subida bastante pronunciada llego al desvío que marca Skalli a la izquierda y dejo el trail de Lauvegur (quién sabe si solo lo estoy aplazando para otro viaje) y comienzo la segunda parte del trek. Este tramo es bastante llano pero al principio es más complicado ver claramente las balizas del camino y está lleno de neveros por los que hay que pasar, aunque sin muchos problemas. La nieve está bastante dura. En un momento dado vuelve la niebla, mucho más espesa que en los primeros kilómetros, el GPS no responde y no se ven las balizas. Aunque solo hay que seguir lo más recto posible y aún con brújula, realmente no se ve nada. Medito en darme la vuelta pensando "no la vaya a liar"...

"Campo" de nieve bajo la niebla
Afortunadamente, pruebo a avanzar un poco más y paso de la niebla más espesa al cielo más despejado que me he encontrado en mis dos días por Landmannalaugar. Por fin un poco de sol. El paisaje es realmente bonito, aunque en esta zona no se vean mucho las deseadas montañas de colores. Ya más tranquilo, a la altura del km 7,5 llego a enlazar con el camino de vuelta  y comienzo el tercer tramo de la ruta.

Preciosos contrastes en el segundo tramo del trek
Este tramo es probablemente el más espectacular y también el más complicado. Es difícil encontrar balizas que indiquen el camino, pero por otra parte la dirección para el retorno está bastante clara. Ralentizo un poco la marcha para disfrutar de los colores que me rodean, especialmente cuando el cielo (que estaba cubierto de nuevo), se abre un poco y deja escapar algún rayo de luz.

Tercera parte de la ruta
En torno al km 8,5 me encuentro con un paso bastante estrecho que acaba en una pequeña trepada. Realmente no es muy complicado y lo cruzo sin problemas, pero es cierto que hay que tener cuidado pues si estuviera lloviendo, podría resbalar y esperaría una importante caída. En algunos mapas de Landmannalaugar, este tramo está marcado con "warnings" e imagino que es porque esta parte, que a ratos está bastante erosionada, puede ser cambiante y aumentar la dificultad de paso.

Paso algo más complicado (especialmente al final del tramo)
Llegando ya a los pies de Bláhnúkur, cruzo el río (complicado no mojarse aunque sea un poco) y enfilo entre el espeso musgo de los campos de lava de Graenagil el camino final de vuelta al camping, donde me despido de este mágico lugar.

Últimas montañas de colores que me encuentro
Track.



Indicación bajo la niebla
Más imágenes.