Catacumbas de París

París está en el "top ten" de las ciudades más visitadas del mundo. Nadie se va de esta ciudad sin dar un paseo al borde del río Sena, acercase hasta la catedral de Notre Dame o como no, hacerse una y mil fotos junto a la Torre Eiffel.

Pero en París hay más atracciones que no son tan evidentes y que en charlas de viajes, he descubierto que se quedan muchas veces fuera del recorrido de los turistas. Un buen ejemplo de este hecho serían las curiosas Les Catacombes.



Acerca de Las Catacumbas de París.
Este laberinto subterráneo fue en origen una cantera que sirvió como fuente de material para las construcciones de la ciudad. Entre el siglo XVIII y XIX por cuestiones de salud e higiene, comenzaron a cerrarse cementerios en París. De este modo, se trasladaron aquí los restos de cientos de miles de parisinos enterrados en épocas anteriores.

El resultado fue un auténtico "imperio de la muerte" en forma de osario gigante. El recorrido nos lleva a lo largo de un conjunto de galerías oscuras, con una decoración macabra, que no deja indiferente a nadie.


Como opinión personal, el lugar no deja de ser un cementerio y la visita debería guardar cierto respeto a los restos de las personas que en él se encuentran. Por ejemplo, dos turistas haciéndose "selfies" mientras una de ellas estaba medio sentada en una calavera, no me parece muy de rigor en este caso. Y aunque parezca cómico decirlo, a la salida comprueban las mochilas no sea que te haya dado por llevarte un hueso de recuerdo...

Visitando Las Catacumbas de París.
El recorrido turístico son unos 2 kilómetros. Es necesario bajar y subir un buen puñado de escalones tanto en la entrada como en la salida. Por desgracia, no son accesibles para personas con movilidad reducida.


Aunque no es una atracción excesivamente masificada en comparación con otros monumentos de París, solo 200 personas pueden estar dentro de Las Catacumbas a la vez, por lo que, dependiendo de la época del año, puede ser necesario esperar una larga cola para poder entrar.

Debido a su situación al sur del centro de la ciudad, una buena opción es que sea nuestra primera visita del día. Nos acercaríamos al menos 30 minutos antes de que abrieran las puertas, para evitar quedarnos fuera de los 200 primeros visitantes y tener entonces que esperar a que fueran saliendo (sin que parezca descabellado, lo ideal sería estar al menos 1 hora antes y aprovechar para desayunar en la cola, pues los tiempos de espera en temporada alta pueden superar la hora y media).  Después, podríamos seguir viendo otros lugares del sur de París, como es el caso del fantástico Panthéon.

Datos prácticos.

· Horarios:
10 - 20:30 (martes a domingo). Cierre de la taquilla a las 19h30.
· Precio:
Como casi todas las atracciones turísticas en París, el acceso no es barato, 12 euros la entrada general.
· Cómo llegar:
Avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy, 1. 75014, París. Hay varias paradas de metro muy cerca.




· Más información: http://www.catacombes.paris.fr/es/catacumbas