Visita a las bodegas Protos e Yllera

Ni somos entendidos ni unos fanáticos del vino, pero el enoturismo está en alza y es algo que a España le sienta muy bien. Precisamente por nuestros limitados conocimientos de este "mundillo", cuando nos hemos decidido a conocer una bodega ha sido buscando algo más que las típicas explicaciones sobre la elaboración y la distribución del producto. Y un buen ejemplo de visitas que probablemente gustarán a todos los públicos son dos famosas bodegas en la provincia de Valladolid: Protos e Yllera.

Bodegas antiguas de Protos
Ambas se encuentran en una zona referente en cuanto a la producción vinícola española. Concretamente, las bodegas Protos están en Peñafiel, localidad donde se encuentra el museo provincial del vino en su famoso castillo construido en forma de barco. Las bodegas Yllera están en  Rueda, pueblo que da nombre a una de las denominaciones de origen más importantes de España.

En esta ocasión nos centraremos en estas dos bodegas como ejemplo de las muchas visitas enológicas que se ofertan por la zona. Además, es posible combinar esta actividad acercándonos a descubrir otros lugares interesantes de Valladolid.

Castillo de Peñafiel al fondo desde la Plaza del Coso
Bodegas Protos en Peñafiel.

Aunque se ofertan diferentes tipos de visita a estas bodegas, la más común (visita turística) dura unas dos horas y se hace en dos partes, primero se recorren las bodegas antiguas y luego la bodega nueva.

La primera parte es sin duda mi favorita. Las bodegas antiguas están en el interior de la montaña a los pies del castillo de Peñafiel. A ambos lados de los estrechos pasos están apiladas las diferentes barricas en las que se envejece el tiempo justo los diferentes tipos de vino. Podríamos decir que esta primera parte es la imagen de lo que esperamos encontrarnos en una bodega clásica.

La segunda parte se hace en la bodega nueva que es el toque de distinción de Protos por su diseño vanguardista a cargo del arquitecto británico Richard Rogers y asociados. Por esta construcción, el arquitecto fue finalista del premio de arquitectura Stirling en el año 2009. En este edificio podremos ver las fases de elaboración y embotellamiento del vino.

Bodegas nuevas de Protos
La visita es guiada en todo momento. Antes de comenzar, se visualiza un vídeo con la historia de la empresa Protos. Durante el recorrido se realizan diferentes paradas en las que se nos explicará las diferentes etapas de elaboración del vino, los usos que se hacen de cada una de las zonas de las bodegas y los diferentes tipos de vinos que producen. Finalmente se hace una pequeña degustación de un vino blanco y un vino tinto acompañado de una tapa.

Datos prácticos.
· Duración: 1,5 - 2 horas.
· Precio: 10 euros.
· Situación: Peñafiel está en la N-122 a medio camino entre Valladolid y Aranda de Duero. Una vez en el pueblo, solo hay que seguir las indicaciones en forma de señales para llegar a las bodegas.
· Horarios: hay bastantes horas disponibles incluso entre diario, pero la hora definitiva dependerá de la disponibilidad en el momento de hacer la reserva. Por ejemplo, los fines de semana se puede hacer a priori por la mañana a las 10.00, 11.00, 12.00 y 13.00.
· Reservas: la reserva con antelación es obligatoria, para ello escribir e-mail a enoturismo@bodegasprotos.com

Bodegas Yllera en Rueda.

Hablar de Rueda es hablar de vino blanco. Las bodegas Yllera se encuentran en esta localidad vallisoletana "pegada" a la autopista A-6.

Como ocurre con lo comentado en la visita a Protos, nuestra visita será guiada y durante la misma nos irán explicando los procesos de elaboración de los diferentes vinos de la marca Yllera. La visita tiene dos partes diferencias, la primera es en la bodega de elaboración situada a las afueras del pueblo y la segunda, en el centro de la localidad, es la atracción turística estrella: El Hilo de Ariadna.

Una sala de El Laberinto (El Hilo de Ariadna)
Una vez realizada la visita "más técnica" a la bodega de elaboración, nos desplazamos a las bodegas llamadas "El Laberinto" en el mismo pueblo. Antes de bajar a las bodegas se realiza una pequeña degustación de dos copas de vino, una de blanco (verdejo) y otra de tinto, acompañados de una tapa de chorizo y queso.

El Laberinto es el punto de distinción turístico de Yllera. Es una bodega usada como atracción turística y también utilizada como restaurante. El diseño de sus salas está basado en el Mito del Minotauro, de lo que se deriva el nombre del Hilo de Ariadna. Lo que más me gustó es saber que esta bodega está creada a base de recuperar diferentes bodegas pequeñas que había en el pueblo y que quedaron abandonadas o derruidas.

Escalera desde las antiguas casas a la bodega
Como conclusión final y comparando con las bodegas anteriores, Yllera nos dió la sensación de ser algo más tradicional o al menos algo más familiar. Las dos son grandes empresas, pero Protos parece un gigante de la producción del vino. Ambas son recomendables, porque aunque encontraréis elemenos comunes durante las explicaciones del recorrido, en el fondo son visitas bastante diferentes.

Datos prácticos.
· Duración: 2 horas.
· Precio: 10 euros.
· Situación: Rueda está en la salida 170 de la autopista A-6 si se viene de Madrid (del sur) o la salida 172 si se viene del norte. Para ir a la bodega de elaboración si se coge la salida 170 hay que cruzar todo el pueblo y seguir las indicaciones que nos llevan al otro lado de la carretera, pues se encuentra en la vía de servicio. Más información en http://www.elhilodeariadna.es/situacion/
· Horarios: lunes a sábado 12.00 y 16.30.
· Reservas: la reserva con antelación es obligatoria, para ello escribir e-mail a ariadna@grupoyllera.com

Más Imágenes.

Bodega de elaboración de Yllera.
El Hilo de Ariadna

Bodega El Hilo de Ariadna.