Amazonas peruano, día 2

Día 16. Nadando y pescando en el Amazonas.



A TENER EN CUENTA.
Nuestro segundía día en el Muyuna Lodge ha sido uno de los días más completos del viaje. Desde por la mañana temprano hasta la noche, hemos realizado todas estas actividades acompañados de nuestro guía y de otra pareja de españoles: 
 
  • Navegación por el afluente del Amazonas donde está el Muyuna hasta llegar a una zona donde hemos podido ver la famosa Victoria Regia, cuyas hojas pueden medir hasta 1 metro de diametro.
  • Desayuno sobre la barca en el Amazonas y posterior baño junto con los delfines rosados.
  • Por la tarde pesca de pirañas que cenamos por la noche.
  • Por la noche, nuevo safari nocturno para buscar caimanes y otros animales.


EN IMÁGENES.









NUESTRO DÍA.
A las seis en pie. Nos vamos con Albino y Jackson y cuatro españoles más a navegar un poco por el afluente del Amazonas que pasa por el lodge. Vamos viendo distintos tipos de aves. Paramos para ver la Victoria Reggia, la planta acuática más grande del mundo. Muy curiosa.
Justo donde el río desemboca en el Amazonas, la barca se detiene para que disfrutemos de un abundante desayuno con unas vistas inmejorables. Terminando ya, los primeros delfines "salvajes" se intuyen cerca nuestro. Los hay grises, como los que estamos acostumbrados a ver en los acuarios y la gran sorpresa, los rosados que son autóctonos.
Pues nada, todos al agua! Nos estamos bañando en el Amazonas rodeados por delfines en libertad, ahí es nada. Evidentemente, estos no posan para la foto, pero cuando pasan cerca la experiencia es increíble. Ya cansados de nadar, volvemos al albergue. Por el camino vemos una iguana encaramada en un árbol. Ahora un descansito, nuestras hamacas de la terraza de la cabañita nos esperan.
Actividad de tarde. Vamos navegando de nuevo, esta vez hasta una laguna. Albino nos da una rústica caña de pescar y Vir, Nuria, Jaime y yo comenzamos a pescar (por primera vez en nuestras vidas). Tiro la caña al agua y toma! el primero que pica. Vuelvo a la carga y una piraña...esto está tirado. Ya no pesqué nada más en toda la tarde, jeje. Entre los cuatro pescamos unos cuantos, pero sería gracias a Albino y Jackson que conseguiríamos un auténtico banquete de pescado para nuestra cena.
Después de cenar, nueva salida nocturna. Esto ya si que parece una película. Una señora aparece con un pasamontañas blanco y cubierta de arriba a abajo, debe pensar que en lugar de los mosquitos, la van a morder los monos. Albino encabeza la barca con un mega foco buscando vida amazónica. Al fin encuentra su principal objetivo, una cría de caimán. Se mete en el agua y se la trae hasta el barco para que la veamos y agarremos. Parece mentira que pueda ver animales en algo tan inmenso y en la oscuridad. En fin, un día genial.
Sergio.